jueves, septiembre 04, 2008

¿Por qué el ateo no se ha vuelto salvaje?

Si no hay sentido metafísico, ¿por qué el ateo contribuye al “bienestar social”? ¿Por la rectitud moral heredada de su antigua religión? Posiblemente. ¿Porque ha cambiado de valores? Pero, entonces, ¿cuáles son éstos? Por supuesto, vivir para mejorar la sociedad parece continuar siendo uno de ellos. De lo contrario, otro gallo cantaría. Pero ¿por qué desea contribuir al “bien” de la sociedad si no le reporta nada? ¿Busca reconocimiento y dinero para pasar de la mejor manera posible su estancia en el mundo? Posiblemente. ¿Por solidaridad? ¡Ja! ¿Porque aún no se ha desprendido de la sombra del cristianismo? Posiblemente. [Un cristiano esperaba su recompensa, su cielo, tras este valle de lágrimas. ¿Qué espera el ateo? ¿Se siente bien cuando hace lo que considera bien? ¿Tiene importancia sentirse bien? No tiene por qué. Porque siente como crece su orgullo cuando hace el supuesto bien, al saber que todos aplaudirían su acción; pero si comprende esto, podría acabar por sentirse mal. Su exreligión no le deja margen: forma parte de los cimientos de la personalidad y es difícil sustituir sus valores, manera y costumbres de la noche a la mañana. No debe ser “malo”, aunque sepa que no tiene más remedio ni importancia, que no le queda otra: cómo luchar contra la naturaleza si somos naturaleza] ¿Qué quiere un ateo de moral intachable si no va a ver el mundo que pueda imaginar, si esto es lo que anhela, si es la causa por la que no torna a la anarquía? Contribuir a su tendencia. Mutar el sentido metafísico por otro físico, biológico y/o social; en fin, pedestre, que no es poco. Nota: Hablo de ateo con rectitud moral porque el ateo práctico (como también la mayoría de cristianos) vive y punto. No tienen los problemas del ateo con rectitud moral. Y si los tienen les duran lo mismo que el pensamiento de tener que bajar a por el pan. Así ha de vivirse. Si uno y otro no actúan de modo salvaje es porque no les conviene: miedo a la cárcel, por ejemplo.